Anodizado duro

Es un acabado que permite obtener una duraza similar a algunos aceros, pero con el peso y resistencia del aluminio. La capa de óxido de aluminio sobre la superficie de las piezas a tratar llega a 100 micras, a diferencia de las 25 o 30 micras del anodizado claro.

Con el anodizado duro se logra una superficie de alta dureza, con gran resistencia a la abrasión y a la corrosión, de un color más oscuro al natutal del aluminio y al cual no se le puede aplicar color. Este acabado ofrece un excelente aislamiento tanto térmico como eléctrico.

Este proceso se puede aplicar a cualquier aleación excepto las que contienen cobre. Es importante indicar  que hay una afectación a la flexibilidad natural del aluminio, por lo que no es recomendable para aplicaciones en las que haya cambios bruscos de temperatura, ya que podría romperse el anodizado. Por otra parte, son aptas para opoerar en medios grasos y lubricados.

Las características más importantes del anodizado duro que podemos identificar son:

  • Resistencia a la abrasión. La resistencia superficial de este acabado es superior a la mayoría de los casos.
  • Aislamiento eléctrico. El anodizado duro ofrece la característica de aislante eléctrico, similar al de la porcelana.
  • Protección química. El acabado proporciona protección contra ambientes hostiles, debido a su buen desempeño contra la corrosión.

La norma principal que requiere tanto la industria automotriz como la aeroespacial es la «Type III anodizing» de la especificación MIL-A-8625.

Las industrias que más requieren componentes con anodizado duro son las siguientes:

  • Industria aeroespacial: Por su resistencia al desgaste, lubricación seca, durabilidad y aislamiento eléctrico
  • Construcción de maquinaria: Por su resistencia a la abrasión en piezas que operan a alta velocidad.
  • Industria electrónica: Por sus características eléctricas.
  • Industria petroquímica: Por su resistencia al desgaste y contra la corrosión.
  • Fabricación de utensilios de cocina: Por su resistencia a la corrosión y propiedades antiadherentes.
  • Fabricación de moldes industriales: Propiedades antiadherentes y resistencia a la abrasión.
  • Fabricación de artículos deportivos: Por su alta durabilidad y rendimiento.