Nickel Electroless

El proceso Níckel Electroless es utilizado como tratamiento para mejorar el desempeño de piezas de acero al carbono, en ambientes moderadamente corrosivos y en situaciones de desgaste no muy exigente. Es un recubrimiento metálico de níquel, realizado por inmersión.

Las piezas tratadas son uniformes, duras, lubricantes y permiten la soldabilidad. Mejora una amplia gama de características que no son inherentes al material base.

El tipo de baño (Ni-B) que utilizamos, elimina el uso de sustancias tóxicas como plomo, cadmio, cromo y mercurio. 

Algunos de los beneficios del proceso son:
  • Mayor resistencia a la corrosión.
  • Dureza mejorada.
  • Resistencia al desgaste.
  • Mejor conductividad.
 Y sus principales aplicaciones están en:
  • Industria Química y Petroquímica: sobre todo en tuberías y válvulas de control, lo mismo que en boquillas y componentes de desfogue.
  • Industria Alimenticia: en piezas y componentes para el tratamiento y empacado de alimentos, lo mismo que en moldes y rodillos.
  • Industria automotriz: en la fabricación de disipadores de calor, pistones, cojinetes del motor, acoplamientos de manguera, conjuntos de engranajes, piezas del carburador, inyectores de combustible y componentes del sistema de escape.
  • Industria Aeroespacial: en la fabricación de componentes de reemplazo, también proporciona un rendimiento mejorado para componentes utilizados en los conjuntos de motores y estructuras de fuselaje, en cojinetes, servo válvulas, álabes de compresores, álabes de turbinas, pistones, ejes de motores, montajes de motores, trenes de aterrizaje, sistemas hidráulicos y colectores, componentes de giroscopio, entre muchas otras aplicaciones.
  • Industria Electrónica: en la fabricación de disipadores de calor, componentes de montaje y en una amplia variedad de conectores.
  • Otras Industrias: herramientas de fundición, industria de la impresión e industria textil.
En GSI desarrollamos el niquelado al alto fósforo, el cual se utiliza para dar capas gruesas de níquel sobre hierro, cobre, latón y otros metales. Es un baño muy concentrado que consigue gruesas capas de níquel en tiempos razonables.
 
El niquelado brillante se realiza con un baño de composición idéntica al anterior al que se le añade un abrillantador. Para obtener la calidad espejo la placa base tiene que estar pulida con esa calidad.